Pero se conservan varias fotografías que documentan el momento. Esta escena nunca fue grabada ya que se le había indicado al cámara que no filmara debido a la falta de cinta y la necesidad de ahorrarlas para unas tomas exteriores. Una vecina del Castillete recuerda que en una ocasión puso a todo el vecindario a representar una obra de teatro. Ahora, los consumidores están dispuestos a pagar a Glovo, a Deliveroo o a Uber Eats para que les lleve la comida a casa, pijama bebe aunque sea de una dark kitchen”.